Apartamentos Alvarez Quintero

Ver apartamentos Alvarez Quintero

Zona Monumental

Calle Alvarez Quintero 21, Casco antiguo (Sevilla)

Los apartamentos - estudio  situados en Alvarez Quintero están situados a  mitad de camino  entre la Catedral y el Ayuntamiento, situado en la Plaza Nueva.
Hasta  la  Edad Media,  los  terrenos que forman la actual Plaza  Nueva   formaron  parte  del   cauce   de  un  brazo desaparecido del río Guadalquivir. A finales del siglo XIII, una comunidad de franciscanos se instaló en la zona. Durante la invasión francesa el convento fue parcialmente destruido, y  en  1810  fue  pasto de las llamas, quedando en  tal  mal  estado  que  se  decidió  modificar  la  zona y acondicionarla como plaza accesible a todo el público.
En 1840  se acuerda en pleno demoler todos los restos del convento,   posteriormente  los  terrenos  que  ocupa  son cedidos a la ciudad.
De todo este enorme edificio sólo quedan en la actualidad un par de vestigios:la conocida y camuflada capilla de San Onofre, y el Arquillo renacentista(junto al Ayuntamiento) que da acceso a la Plaza de San Francisco.
La  Plaza de San Francisco  es  uno  de  los  espacios más antiguos  y  emblemáticos  de  la  capital. En ella se celebraron los famosos autos de fe de la Santa Inquisición,  las  fiestas  de  toros  y  cañas.   A  los  lados  de  la  plaza se sitúan dos hornacinas con estatuas, una de Hércules, a quien se atribuye  la  fundación  de  la  ciudad  de  Sevilla  y  otra  de  la  Julio  César,  que  restauró  y  amuralló  la  ciudad.  Ambos  figuran en este lugar de honor ya que se les considera los Padres de la Patria Hispalense.

A  escasos  50  metros de los apartamentos, se encuentra la  Plaza  del  Salvador, que debe su nombre a la Iglesia del Salvador, la de mayor tamaño después de la Catedral.
Esta bella plaza peatonal,  repleta de naranjos,  es lugar de reunión de los sevillanos;  en torno a sus cervecerías, como Los Soportales, se congregan muchedumbres, cada día sobre las 2 y las 8 de la tarde.

En  la  Plaza  de  San  Francisco  termina  la  calle  Sierpes,   la  más comercial y  famosa desde un punto de vista turístico de la ciudad.  Tiendas con los artículos más tradicionales y representativos de la ciudad.
Llena  de  comercios,  tabernas,  cafeterías,  confiterías,  bares y  restaurantes  donde podemos disfrutar de un refresco, una cerveza, unas tapas y de unas compras.

En primavera  y  verano,  las terrazas  toman  protagonismo en  esta  mítica calle. En  estas   dos  estaciones  se colocan toldos en la calle a la altura de las azoteas, con lo cual se produce un gran alivio y resguardan del calor a los visitantes.

Usamos cookies para personalizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Más información